Blogia
The World of Pikifiore

Buscando las estrellas

Buscando las estrellas

Todos los años, aproximadamente por estas fechas, tiene lugar una bonita lluvia de estrellas, las Perseidas, conocidas popularmente como las lágrimas de San Lorenzo, por la coincidencia con su festividad. Durante las noches que dura este fenómeno, centenares de estrellas fugaces surcan el cielo para concedernos un deseo.

Cuando tenía todo un verano de tres meses, eran las noches que más me gustaban de las vacaciones. La oscuridad salpicada de puntos de luz adoptaba un aire mágico y romántico. Provistos de toallas, esterillas y linternas, mis amigos y yo, acudíamos año tras año a un claro del bosque más cercano de nuestro pueblo a tumbarnos en el suelo y contar estrellas. Teníamos nuestro lugar privilegiado, donde los árboles daban paso al reflejo del agua del lago, y allí en su orilla buscábamos deseosos las estrellas en el firmamento. No existía más ruido que nuestras voces contando historias y retándonos a ver quién veía más lágrimas. Fácilmente se nos echaba encima la madrugada, y el frío se nos metía en los huesos pese a las buenas temperaturas de agosto. En mis montañas, no hacía calor.

Durante esas noches, incluso Gran Sapo se relajaba, y nos sorprendía a todos con sus conocimientos sobre constelaciones. En esos momentos mis ojos brillaban más que las estrellas de puro deseo.

Con los años, el numeroso grupo fue disminuyendo, no todos pasábamos allí las vacaciones. Los compromisos familiares y laborales impedían la pequeña excursión.

He vuelto allí varias veces, de día, y hoy, leyendo el periódico me han entrado muchas ganas de volver. De ver las estrellas con Toni y pedir un deseo.

Aunque mi deseo se cumplió.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Bego -

Cada verano las veía desde mi "chalet", desde que no lo tengo no las habia vuelto a ver, pq estaba o en England o en Barcelona capital... Estos dias atras estuve en los Alpes, y a mitad noche me desperte al oir una exclamacion silenciosa, era mi amiga Fany q dsd nuestra ventana acababa de ver su primera estrella fugaz, yo no vi ninguna pero mi sonrisa fue igual :)

PIJOMAD -

De eso en la capital no hay... o si hay no se ve un pijo.

coletas -

yo la primera vez que las vi fue de campamento con 11 años y jo...que emocionante fue...

Ira -

Yo también las veía como tú. En el pueblo donde veraneaba con un montón de amigos que pasaron a ser solo conocidos y cada vez menos vistos. También echo de menos aquello a veces, yo las veía desde el monte, eran la leche :)

Felices deseos

Angemary -

Ays...yo ayer no pude verlas :( porque estaba de guardia, todo era asomarme a la ventana del hospital pero no vi ni una estrella ni media. A ver si el año que viene tengo más suerte.

besitos

Manuel -

Precioso el recuerdo que invita a la nostalgia de momentos felices, disfrutados en buena compañía.
Ahora, tal vez se vean las Perseidas de otra forma, pero no por ello se disfruta menos de tan maravilloso espectáculo.

Un besote desde Valencia.

susana -

Yo fui anoche a verlas un rato. No me acordé de pedir deseos, pero la verdad es que no necesito más. Un beso.

acoolgirl -

:)

Ayer escuche algo de que iba a haber lluvia de estrellas y puedes creerlo?? Nunca he visto una bien... nunca se ven muy bien desde aqui!!

Un besazooo y cuida tu deseo, por experiencia te digo que eres una suertuda... porque pocas veces se cumplen!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres