Blogia
The World of Pikifiore

Tormenta de arena

Tormenta de arena

Veo en sus ojos la desazón de un disgusto, la sombra de una preocupación y la tristeza, y le pregunto. Pero mis palabras chocan contra el muro que se va levantando entre nosotras. Impotente, no puedo hacer nada, porque no hablamos el mismo idioma, me siento en una torre de Babel continua, en una espiral de conversaciones inacabadas, en una fuerza que a la vez me acerca y me aleja de ella. Porque somos iguales, y a la vez estamos tan distantes...

Y ni Pete, ni la ilusión de unas vacaciones inmediatas, ni los ánimos de mi hermano, pueden ahora levantarme.

Y de nuevo por la noche, en medio del desierto, la arena me golpea mientras ciega mis ojos y va impidiéndome poco a poco respirar. Un sueño que vuelve. Un sueño que se repite siempre por la misma razón. No consigo comunicarme con mi madre, entrar en su mundo, entender sus razones.

Antes nos reíamos mucho juntas. Y yo busco el eco de nuestras carcajadas, pero ya hace tiempo que se perdió entre las montañas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Alba -

No sé que decirte... salvo que paciencia. Si es una racha pasará si es un muro grande, pues prueba a picar poco a poco, lo que está claro es que una madre es algo incondicional, posiblemente la única persona incondicional y de verdad en nuestra vida, y eso es muchisimo.

Un besito nenina

Su -

No sé cuando una situación ha cambiado o cuando es simplemente una racha, no sé si me entiendes... ¿cuanto tiempo tiene que pasar antes de poder afirmar "he cambiado"?

Al principio, cuando dejó de apetecerme salir de fiesta hasta las mil cada fin de semana, pensé que era una racha, fue pasando el tiempo..., el tiempo... y ahora ya sé que ni racha ni hostias, que simplemente he cambiado mi forma de divertirme.

No sé si hay un tiempo establecido para estas cosas, supongo que no, pero como te dicen por ahí arriba, paciencia y no preocupes antes de tiempo, quizás sólo sea que las situaciones personales de ambas andan un poquitín revueltas.

Un beso Fiore

Hell -

Estoy segura de que volvereis a estar unidas, a veces sólo basta tener una conversación sincera, a veces un abrazo a tiempo, un beso... cualquier cosa que os haga ver el cariño que os teneis la una por la otra
Un abrazo

monocamy -

Qué me vas a contar... Tú te reíste a carcajadas con ella, supongo que de algún modo quieres decir que erais "amigas". Yo ni eso.

Pero hace tiempo que asumí que lo mejor era, simplemente, aceptarlo. Ni la voy a convencer de nada (puesto que ella tenía un "Toño" diseñado como a ella le habría gustado que fuera) ni mucho menos ella me va a convencer a mí (porque, por mucho que sea mi madre, hay muchas decisiones que soy yo quien las toma, pues se trata de mi vida).

Me cansé de peleas, discusiones y enfados, así que siempre le digo que sí a todo, luego, hago lo que me da la real gana.

:D

Y te doy un besazo muasssssss!!

Porque me da la gana. :P

susana -

Por suerte, creo que entre madre e hija hay veces que no hace falta hablar, ni estar de acuerdo, basta con estar allí y saber que ella puede contar contigo en todo momento, y tú con ella.

Sega -

Desgraciadamente el ser humano se vuelve más conservador conforme va creciendo, se va sintiento mayor, con más miedos, ... y eso afecta a las relaciones con la gente más jóven.

Es como querer explicarle a un niño por qué no debe de jugar en una zona peligrosa, el solo ve juego.

Si no hay tanta comunicación, quizá ella se esté preocupando por ti, -muy probablemente- y no esté consiguiendo el consenso que desea, y eso esté frustrando la comunicación.

Tu labor no será convencerla -eso será dificil- si no dejarla tranquila, y decirle abiertamente lo mucho que la necesitas. Estoy convencido que te irá bien. Haz la prueba.

Ánimo y besos.

Cora -

Opino más o menos como Etiam, si antes os comunicabais bien y esto es algo de ahora puede que sea una racha. A lo mejor tú has cambiado algo en tu vida y a ella le cuesta asumir que las cosas no son como antes, o es ella la que está pasando por algún cambio y está más pendiente de sus cosas, y por eso la notas distante... puedes probar a hablar con él, como dice el Rayan, o intentar "recuperar el territorio" poco a poco, si tenéis alguna afición común puedes aprovecharla para recuperar esa confianza...

ELRAYAn -

Muchas veces no aceptan lo que hacemos, como vivimos, como actuamos...Recuerda mi historia, recuerda lo que te conté y como acabé. Cogí el toro por los cuernos y hablé con ella, sin miedo, ahora la cosa ha mejorado. Estoy contento, no siempre podemos contentarlas, pero solo con el hecho de que respeten ya creo que está todo hecho.

Háblale, explícale, no hace falta coincidir siempre, solo hace falta tener la oportunidad de discrepar...

UN ABRAZOOOOOOO

Etiam -

Paciencia, Pikifiore, paciencia, de esas rachas de incomunicación no nos libramos nadie, sobre todo cuando nuestra madre ve que crecemos, tomamos decisiones sin contar con ella, nos independizamos o llevamos una vida o unas elecciones contrarias a las que a ella le gustaría, no le contamos ciertas cosas porque no tiene por qué saberla, etc y nosotras no terminamos de entender su disgusto por vivir nuestra vida como nos apetezca. Paciencia,ya se cansará y accederá a dialogar, comprendiendo una las razones de la otra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres