Blogia
The World of Pikifiore

Nubes grises

Nubes grises Aparecen periódicamente, me dejan baldada unos días y generalmente desaparecen. Son los sueños, la incapacidad de ver el futuro, el miedo y los dolores como pinchacitos que ya no sé si son reales o no. Lo cierto es que la situación se genera al menos una vez al año.

Dicen que el subconsciente tiene mucho que ver en todo eso, somatizo mis miedos hasta el punto de que siento hasta dolor físico, y es entonces cuando no tengo ganas de hacer nada, me siento débil y sólo en la cama encuentro un refugio seguro, y en el sueño un aliciente.

Cada mañana me despierto más apagada, y un buen día el temblor, la ansiedad desaparece. Pero ¿y si no desaparece?

Suelen aparecer por una causa, el año pasado ocurrió, durante unos meses en que mi relación con Pete no iba hacia ningún sitio. Hoy sé que el corazón no me engaña y estoy con quien debo estar, y sin embargo, vienen los malos pensamientos, como cada primavera, adelantándose como la Semana Santa.

Entre los motivos, la incertidumbre que atravieso.

Hoy, mi puesto laboral se subasta al mejor postor, y en el plazo de un mes, quizá no sea yo la que ocupe esta silla. Y el mundo continúa mientras mi vida se queda estancada, y son los demás los que deciden por mí.

Y mientras, Toni me habla de un futuro, y yo, a veces, lloro porque no me veo en ese futuro, y quiero verme, pero no soy capaz de ver más allá, porque tengo miedo. Y quiero que vuelvan los claros y que yo pueda reirme con ganas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Elena -

A ver, por partes:

No mezcles las cosas. Entiendo que tengas pánico por tu (no) situación laboral (ya sabes que yo lo he pasado también muy mal por eso), pero déjate apoyar por Toni: una cosa es tu relación y otra el curro. Cuando estés más estabilizada (sea dentro de un mes, o de una año, o de dos) ya os iréis a vivir juntos, cuando las cosas sean favorables. Pero una cosa no tiene que interferir en la otra.

Porque las cosas, aunque no parezcan que llegan, llegan.

PD. Otra cosa, mariposa. Pregúntame lo que quieras de León. Y si quieres una guía, Querida A, mi amiga, se ofrece a ser tu guía (ver comment en mi blog). Mua!!!

ELRAYAn -

Este viernes ponemos fin a esos problemas. Ya sabes, de la manera mejor ;-)

MUAAAAAAAAAAAAAAAA

Alba -

Espero que esa situación laboral mejore... joer...

Lo de los miedos... piki, tienes que enfrentarlos y derrotarlos, deja que el cielo azul lo inunde todo, que la primavera está ahí.

Vamos... asomate a la ventana! y sonriele a la vida!!!!!!!

Un beso

Sara -

Puff... Cómo conozco esa sensación! Pero he llegado a la conclusión de que me lo provoco yo solita. Me entra la ansiedad, el estres y me dan ganas de ponerme a llorar como una loca. Pero eso ha dejado de pasarme, o intento que no me pase más; de momento lo controlo.

El truco: No meterte en ese círculo de pensamientos negativos. No sirven para nada y se van, aunque creas que van a seguir ahí hasta que los hagas caso es mentira. Se van de aburrimeinto al final; y es lo mejor.

Un besazo.

Sega -

A pesar de la dificultad laboral, nunca te olvides lo que vales, y que ahí o en otro lugar, eres siempre la misma persona válida. Que nadie te robe lo que tu representas. De eso, tienes que estar segura.

Besos.

Gala -

Són solo eso, nubes grises. Y las necesitamos, para no olvidarnos nunca de lo que brilla el sol. Són momentos niña, verás como todo pasa.
Un besazo!!!

Vera -

Ay, las épocas de bajón son chungas y normalmente recurrentes. Lo bueno de ellas es que siempre sales y renuevas tus ganas de vivir.

Manuel. -

Yo coincido con lo que dice Susana, y es que en estos tiempos la incertidumbre domina por todas partes.

Pero no pierdas nunca la esperanza, y has de saber que siempre habrá quien te anime y te ayude, aunque sea desde la distancia...

Un besote desde Valencia.

Etiam -

Lo que te iba a decir, Luna lo dijo a la perfección :) Además, te puedo decir que no dejes que tus energías se te vayan en tener miedo, que respires hondo y piensa qué te gustaría hacer, visualízalo y ponte en marcha para conseguirlo. No hay otra forma.
Ánimos
Un besito

Luna -

No te mires, suéñate. No pienses en cómo te ves sino en cómo te gustaría verte... Y lucha por ello. No dejes que nada te aleje de tus sueños, y mucho menos los miedos. Sácatelos de dentro y empieza a soñar.

Un beso

susana -

Si tu puesto de trabajo está en juego, no me extraña que te sientas mal. Antes de leerlo, pensaba que era por la primavera y te iba a recomendar que tomes vitaminas. En todo caso, no permitas que tus miedos afecten a tu relación. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres