Blogia
The World of Pikifiore

Desde el mirador

Desde el mirador

A aquellas horas de la madrugada no cabía un alma en el local, los abrigos semidesparramados por el suelo y lo que antes habían sido elaborados peinados y maquillajes empezaban a desaparecer. La novia, con su vestido blanco, seguía siendo el centro de atención como se merecía.

Mi copa descansaba en una mesita cercana, y mi cuerpo, agotado, se mecía lentamente al son de la música mientras mis pies me solicitaban una tregua y mis empinados tacones me producían vértigos y malestar.

Estaba mirando a Toni, enorgulleciéndome de él, de lo rápido que había encajado, de lo solícito que se estaba mostrando, de que no quedaba nada del chico que conocí, el callado, el esquivo, el que evitaba el compromiso.

El calor inundaba el ambiente y necesitaba airearme y quitarme los zapatos.

Toni me encontró un rato después, en la calle, sentada en el muro de piedra que daba a las murallas. Reconozco que me quedé absorta, con los zapatos en la mano y a pesar del frío helador, no podía dejar de mirar las torres iluminadas, el cielo y el horizonte. Un marco precioso. Cuando Toni me miró, yo tenía las mejillas húmedas, y es que cuando ante mis ojos algo aparece así de grandioso no puedo evitar emocionarme, motivada además por el alcohol de la fiesta. Me sentí bien en ese momento, y es que había dejado de luchar ya por ese amor cuando llamó a mi puerta de nuevo hace unos meses, y en ese momento estábamos los dos, en silencio, desde el mirador en la ciudad de la santa, pensando en que así debía haber sido desde el principio.Y al final, fue. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Maktub -

Me alegro de leerte feliz y tranquila. Eres encantadora, ¿no te lo han dicho nunca? Jejeje.

Besazo!

Elena -

Ays.. nena.. es que nos tocaba!! jajaja

Cora -

A veces las cosas que no funcionaban se acaban arreglando con el tiempo, porque simplemente antes no era el momento. Supongo que al final es verdad el típico dicho ese de las abuelas de "lo que tiene que ser será, y si ha de ser pa ti..."

Así que por Ávila, allí he estado yo unas cuantas veces, visitando a amigos. La verdad es que la vista nocturna de las murallas es una pasada, y pa verla en plan romántico tiene que serlo más ;)

susana -

Ya sabes que me encantan los dichos. En este caso "nunca es tarde si la dicha es buena". Un beso.

Gala -

Fue porque tenía que ser. A veces es maravilloso lo que te depara el destino y descubrir que por mucho que luches contra él...siempre acaba ganando.
Besitos guapa

estrella fugaz -

No sabes cómo me alegra leer que estás tan contenta y que te va tan bien.
Que las cosas buenas duren mucho muchísimo.
Un beso

Alba -

Es cosa del destino imagino, de la oportunidad, del azar, de todo un poco.

Saborea cada emoción nena, que te la merecías desde hacía mucho!!!!!!!!!!!!!!

Un beso

Manuel -

Esos momentos de felicidad, sobre todo si se saborean lentamente, no se pagan ni con todo el oro del mundo, valiendo la pena el haber tenido que esperar o el haber padecido hasta lograrlo.

Enhorabuena.

Un besote desde Valencia.

sega -

Solo a las princesas se les concede el deseo de un príncipe verdadero... para que luego digan que soñar es una bobada...

¡¡Felicidades!!

Luna -

Lo que tiene que ser, es. Tu tenías que ser feliz, y ahí estás. Lo del medio, ahora ya, es mejor olvidarlo.

Un beso

ELRAYAn -

No sabes la suerte que tienes, y lo que yo me alegro de ella.

Yo a muchos Km me acordaba de vosotras y así os lo hice notar.

Esta tarde hablamos. MUAKS!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres