Blogia
The World of Pikifiore

Ganarse el pan

Ganarse el pan

De repente me vuelvo a plantear mi futuro laboral. Hace ya más de un año que los apuntes de la oposición están acumulando polvo en una estantería de mi habitación, las fuerzas me faltan, las tardes me piden otros quehaceres que no son estudiar, y el tiempo que tengo libre sólo quiero pasarlo con Toni y mis amigos después de haber empleado más de cuatro inviernos en presentarme a unas pruebas que dejaron mi ánimo minado y mis ganas a cero.

Pero ha sido la visión fugaz de un papel olvidado encima de la mesa la que me ha mostrado la injusticia de mi situación actual.

Desde hace meses levanto el departamento prácticamente sola, agobiada por tareas cada vez más grandes que los jefes consideran que puedo hacer. Al principio, me decía a mí misma, lo creí un honor, responsabilidades impuestas porque confían en mí, con el tiempo, los papeles crecen en mi mesa y mi sueldo sigue intacto. ¿Y por qué ahora? por dos motivos.

El primero es que mientras mi compañero es como un elemento ornamental del despacho, su nómina tiene bastantes más ceros que la mía, hecho que descubrí con total estupefacción ayer. Y la impotencia me volvió pequeña e insignificante. Como pequeña me sentí cuando descubrí un mínimo error en un lote de libros que salieron a imprenta con un fallo que olvidé revisar.

Pequeña, estúpida y desbordada por lágrimas que vinieron a sacar a la luz la sobrecarga de trabajo impuesta.

Lo más triste de todo es que nadie hará nada, y mientras tanto mi compañero, podrá exhibir su sonrisa burlona de medio lado cuando los nervios me vencen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Pikifiore -

Muchas gracias a todos por vuestros consejos,pero me temo que pedir un aumento no sirve de nada,mi compañero es el niño bonito con todo el descaro del mundo,y mis otras compañeras,en situaciones similares a la mia (solo que sin aguantarle a él directamente)llevan pidiendolo años.INJUSTO.Y yo me tengo que controlar cada dia mas,hoy su sonrisa burlona casi hace que acabemos mal,muy mal.
Un beso a todosss

estrella fugaz -

Me temo que te toca pedir un aumento, desgraciadamente esas cosas no las suelen ofrecer así como así, y suele tocar pedirlos. Y es más que justificado que cada vez aumenten tu trabajo y tus responsabilidades, así que a llamar a la puerta del jefe con la mejor sonrisa y los todavía mejores argumentos.

Ire -

Te entiendo perfectamente. Pero mira, lo mejor que puedes hacer es planteárselo a tu jefe y decir (como dije yo cuando me ofrecieron mi puesto actual) que tú curras un montón, que salta a la vista y que te tiene que compensar económicamente y en todos los aspectos. Que si no, no te merece la pena tomártelo tan en serio. Que si tu te portas y pones de tu parte, que ponga la empresa también de la suya.

Hazte valer Piki! porque lo vales y lo sabes ;)

Un beso.

Manuel. -

En lo que a mi se refiere, estoy en paro desde Julio, pero no me quejo, pues me ha quedado el máximo de prestación hasta Julio de 2009, y mientras tanto estoy preparando oposiciones a Bibliotecas (De algo me ha de servir el haber estudiado Filología).
Al mismo tiempo, por las mañanas estoy yendo a un curso intensivo de francés comercial, financiado al 100 % por el INEM, que me ocupará todas las mañanas completas, de lunes a viernes, hasta el próximo 13 de Diciembre. Total, que voy de cabeza, pues todo lo demás he de hacerlo por la tarde: Temas personales, estudio de la soposiciones, gimnasio, etc.

Por otra parte, te invito a visitar mi blog, que he inaugurado hace pocos días: "cedric.blogia.com" y se titula "Azahar y salitre"

Un saludito desde Valencia.

Elena -

A ver:

Eres humana, y por tanto, puedes fallar. No seas dura contigo misma más de la cuenta.

Por otro lado, tú haz lo que puedas, y punta. No abarques más de lo que puedas hacer. Y si te lo empluman, dilo y explicalo. Y pide un aumento de sueldo. Coño, si has de decir que fulanito gana más que tú, lo dices. Como dice Etiam, con calma y la mar de simpática, pero diselo....

Etiam -

Está claro que a mayor responsabilidad, mayor sueldo te corresponde, lo contrario es algo así como esclavitud pero en moderno :) así que con paciencia, tu mejor sonrisa y mucha calma se lo expones a tu jefe, es cuestión de justicia, no capricho tuyo.
Besitos

Alba -

Me recuerdas a una amiga mía, cobrando mucho menos que su compañero que no hacía nada de nada.

COn tu mejor sonrisa y fríamente planteale a tu jefe la situación, creo que es la mejor opción!

Un besote

Luna -

Yo no sé si lloraría, pero la mala leche desbordaría la oficina hasta el punto de quitarle la sonrisa de gilipollas al compañero. Que no te pisen!!! A mí, mi "jefe" quiere llevarme a una reunión con la consejera de educación porque sostiene que "soy muy sonriente y puedo estar acordándome de la madre de alguien con la sonrisa en la boca". Ya te lo han dicho, la sonrisa que no te la quiten!!! Mientras sonríes... puedes seguir acordándote del compi, del jefe y de sus respectivas familias :P

Un besito!

Su -

No sé si servirá de algo hablarlo con tus jefes, proque lo que es seguro, es que ellos ya saben que tú curras más y ganas menos.

También sé que es imposible que no te afecten las cosas o que seas menos responsable en el trabajo, pero... inténtalo.

Por tí. Y porque cuanto más hacemos, más nos mandan y menos nos lo agradecen.

Un abrazo muy fuerte ¿vale?

Gala -

La desigualdad laboral entre hombres y mujeres, sigue siendo, por desgracia, uno de los problemas con los que nos seguimos encontrando.
Parece mentira..
Un consejo? Lucha. Que te escuchen. Almenos derecho a paleta, que dicen.

Interesante blog, sí señorita.

Besitos

Sega -

Pídele más dinero o permítete errores... pero eso si, que no te roben la sonrisa jamás... esa será tu mayor arma.

Si todos los días llegas con la sonrisa al trabajo, estoy convencido que pronto te irá mejor -se que no se tienen demasiados motivos para sonreir en un trabajo, pero si para ser feliz en la vida normal y cotidiana, evade tu mente cuando te superen las cosas-

Besitos.

susana -

Qué injusticia. A igual trabajo igual sueldo. No sé si serviría de algo si lo hablas con tus jefes, pero yo no me callaría. Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres