Blogia
The World of Pikifiore

Pandora

Pandora

A veces, abrir algo cerrado es un esfuerzo. Como el bote hermético que no consigues hacer que gire la tapa, o esa botella que tienes ganas de descorchar.

Muchas veces, algo cerrado es simplemente una prohibición, y no te haces preguntas. Así es porque debe ser. Y en mil más, algo cerrado es un regalo, símbolo de algo bonito, y precedente de la sonrisa que acompaña al abrir su envoltorio.

En otras ocasiones, algo cerrado se convierte en toda una curiosidad, como aquella puerta siempre cerrada con llave al fondo del jardín o como el típico arcón olvidado en casa de tus abuelos que no paras de imaginar qué contendrá hasta que un día lo abres y ves su interior, y descubres que sólo contiene ropa vieja.

Pero no siempre la curiosidad es buena, como bien descubrió Pandora, al abrir la caja que contenía los males del mundo, dejándolos así escapar.

Por eso, hay puertas que deben permanecer cerradas, agujeros que deben permanecer tapados.

Yo puedo luchar contra mis fantasmas, los conozco y me acostumbro a ellos. Pero no puedo luchar contra los tuyos.

No voy a dejar que crucen mi puerta.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

simplementeyo -

Tienes toda la razón y ya es dificil luchar contra nuestros propios fantasmas ¿cómo vamos a luchar contra los fantasmas de los demás? Es muy triste pero es algo que por mucho que queremos, no podemos hacer y debemos dejar que los demás luchen solos. Besos

Ika -

Está claro que cada uno tenemos nuestros propios fantasmas y luchar contra ellos no es nada fácil... y está claro que no podemos hacer que otros luchen por nosotros.

Podremos ayudar, escuchar, animar, apoyar... pero si alguien se niega a luchar contra sus fantasmas nosotros no podemos luchar por ellos.

Un besito!

Manuel (Cedric) -

Coincido también en que hay puertas en que es mejor no abrirlas. Y respecto a los fantasmas del pasado, la verdad es que es muy difícil lucchar contra ellos, por mucho que intentes eliminarlos para siempre, pues siempre andan al acecho.
Si yo te contara...

Un saludito desde Valencia.l
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sophie -

Uff, cajitas de Pandora he conocido algunas y es horroroso cuando se abren y ves la cantidad de miedo, ira y puertas sin cerrar que hay dentro. Los fantasmas mejor a raya o te comen viva, bastante tenemos con lidiar con nuestras cosillas como para lidiar con las ajenas, guapi

Susana -

Estoy de acuerdo en que hay puertas que no se deben abrir, ni siquiera por curiosidad. Es bueno que tengas tan claro lo que no quieres. Un beso.

acoolgirl -

Cada uno debe luchar con los suyos... si no, yo creo, que nunca terminan de irse.
Ayudar se puede... pero si él/ella no se libra (o no se quiere librar) no hay nada que hacer.

Un besazooo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres