Blogia
The World of Pikifiore

Mi vela

Mi vela

La noche me estaba gustando, y aún así cambió de color cuando entraste en ella. Como si se abriera una ventana en una habitación sin ventilar, trayendo un soplo de aire agradable. No sé cómo apareciste, tampoco cuándo, no puedo precisar si llevabas diez minutos a mi lado, o te materializaste como un espiritu. No puedo recordar cómo empecé a hablar contigo, ni porqué mis palabras se convirtieron en risas, no puedo explicar por qué me sentí como si te conociera de toda la vida, ni la sensación de sentirme como un náufrago que divisa un barco en el horizonte.

Quizá fuiste mi vela en esa noche, quizá mi motor nuevo en mi coche estropeado, quizá fuiste la escalera para salvar esa altura o la fruta que alimenta un estómago hambriento.

No sé lo que fuiste, pero desde entonces fuiste.

Ahora pienso en ti, no como una mujer piensa en un hombre, no con deseo, ni con amor, sino como un corazón que busca un cómplice, un amigo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Bego -

q sensación :) Todo merece la pena por esos momentos

Maktub -

Piki, linda...
Es que sin cómplices no se puede cometer ningún tipo de crimen ;)
Mil besos!!!

coletas -

hay personas con las que se llega a tal nivel de complicidad que lo de fuera se queda en mera carne, de hombre o de mujer

simplementeyo -

Que bonito, que alegría dar encontrar a alguien así, que importa el sexo que tenga. Besos.

acoolgirl -

Cuando aparece ese alguien que lo es todo... no hay más, verdad??

Un besitooo

Susana -

Ya sabes que no soy muy partidaria de la amistad entre hombres y mujeres. Generalmente uno de los dos no se conforma con eso y quiere algo más. Un beso.

Sophie -

Estás sembrá, criatura, qué bonito :D Esa es la parte más bonita que veo de las relaciones, la compañía y la complicidad :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres