Blogia
The World of Pikifiore

Días grises

Suele contar mi padre siempre que cuando yo nací, Héctor iba por los pasillos del hospital contando a todo el mundo que iba a tener una hermanita. A sus dos años, encantó a los médicos, asegurándoles que iba a cuidar de mí, porque él era mayor, y así fue durante una gran parte de mi niñez. Realmente, cuando pienso en mi infancia, aparece Héctor en casi todos mis recuerdos. Era hijo único, su madre sabía que siempre lo sería, pues no podría darle hermanos, los médicos habían sido claros. Por ello volcó en mí, la hija de sus vecinos, su cariño fraternal. Amigos desde siempre, nuestros padres planeaban vacaciones conjuntas, excursiones, y fiestas navideñas. Pues efectivamente, llegamos a ser casi una misma familia.

Vivíamos puerta con puerta, íbamos al mismo colegio, jugábamos en el mismo barrio y discutíamos casi a menudo, cosas de niños, ya se sabe. Yo me reía cuando Héctor aseguraba a todo el mundo que se casaría conmigo porque sólo él me aguantaría.

El día que tuve mi primera borrachera, me cubrió frente a mis padres durante horas, y cuando más tarde empezó a salir con chicas, me las presentaba como cuñaditas.

Hace unos años Héctor se marchó fuera a estudiar. El contacto diario con el tiempo pasó a convertirse en eventual, mensajes felicitándonos cumpleaños y navidades, y charlas aisladas.

Sus padres se mudaron, y toda relación se interrumpió, pues cada uno siguió con su vida.

Hoy, a bastantes kilómetros de aquí, Héctor lucha contra el tiempo, conectado a una absurda máquina cuyo pitido, aunque lento, aún se escucha.

Hoy, algo se debilita también en mi interior…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Alba -

Jo nena...

Te mando mucha fuerza y ánimo, espero que pronto salga de ahí....

Un abrazo

Elena -

Un beso muy grande para tí y otros besos muy grandes también para Hector y sus padres.

CaNaLLa -

Pues ese algo de tu interior debería brillar más fuerte porque seguro que de alguna manera le ayuda; estáis conectados a pesar de los kilómetros e igual que tú sientes su tristeza él se apoyará en tu esperanza...
¡Ánimo y un beso muy fuerte para ti y para Héctor!

Muak!

Su -

Precisamente ahora me iba para el tanatorio. Van dos veces en menos de dos semanas. Joder....

Deseo de todo corazón que Hector sea fuerte y salga hacia adeltane. De verdad.

Un abrazo

Gala -

No existe sueño lo suficientemente profundo para que pueda olvidar todo lo que habeis vivido juntos...

Animo guapa!

Besitos

Luna -

Siento que lo estés pasando mal tesoro. Piensa que mientras hay vida, hay esperanza, así que mándale toda tu fuerza. Un besote

Sega -

Y aunque no sirva de nada, desearé con todas las fuerzas, que sea capaz de salir de ahí. Un beso.

Ire -

Ay, me ha dado un vuelco el corazón. Lo siento muchísimo. Espero que haya mejora. Pero no te vengas abajo, no te pongas triste, piensa en lo bonita que fue vuestra época juntos.
Un fuerte abrazo Piki. Ánimo.

susana -

Lo siento mucho. Ultimamente hay muchas historias como esa. Espero que se mejore. Un beso.

Etiam -

Joder niña, vaya final para la historia, ¿hay esperanzas de que salga de ahí?
Un besito

Manuel -

Triste situación la tuya, en la que está implicada una persona muy apreciada, por lo que veo.
Sólo puedo mandarte todo mi apoyo, aunque sea desde la distancia.
Mientras haya vida, habrá esperanza.

Un fuerte abrazo desde Valencia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres