Blogia
The World of Pikifiore

El y ella...

El y ella...

Cuando ÉL  y ELLA se conocieron, no imaginaron ni por un instante la historia que surgiría entre ellos. En contra de los pronósticos de los que les rodeaban, se enamoraron. A ELLA le encantaba su aire de niño tranquilo, su serenidad y su ternura. A ÉL le gustaba porque decía que le hacía la vida más interesante y se sentía vivo con el sonido de su risa. Pero buscaban cosas distintas. ÉL era un tipo independiente, introvertido y metódico, que estaba a gusto con ella pero no quería pensar en un futuro. ELLA era una romántica incurable que deseaba que vivir algo especial y duradero. Tuvieron momentos inolvidables, y otros en los que se dijeron cosas que intentaron borrar, pero siempre estuvieron unidos por un hilo especial. Hasta que se rompió. ELLA se agotó de esperar y ÉL no luchó lo suficiente.

ELLA lloró mucho, pero encontró consuelo en una persona maravillosa que le dió todo aquello que había buscado y con quien recuperó la ilusión, pero importantes motivos hicieron que tampoco aquello funcionara.

EL se dedicó a estudiar y estudiar y pronto el tiempo pasó. A veces ELLA se sentía tentada de llamarle y escuchar su voz, pero luego recuperaba la cordura.

Pasó más tiempo y ELLA empezó a sentir deseo por su mejor amigo, deseo que confundía con amistad o a la inversa.Y se dedicó a intentar frenar ese sentimiento.

Hace un mes EL la llamó y volvió a sacudirla en un momento en que ELLA creía haberle olvidado. Y se materializaron sus miedos del pasado y todos sus disgustos pasaron de nuevo por su cabeza, por eso, no quiso verle. No quería abrir de nuevo la caja. Se marchó de vacaciones conmovida porque hubiera dado señales de vida, y furiosa también por ese motivo.

EL encontró un trabajo, y se dedicó a hacerlo lo mejor posible.

ELLA cambió su trabajo por otro mejor hace unos días, y en su afán por conocer el nuevo edificio, descubrió que el azar, o el destino, o lo que quiera que fuera, le había hecho una jugada. Allí, cuatro puertas más a la derecha de su despacho…trabajaba ÉL.

¿Por qué, Toni? ¿Por qué cuando ya te habías marchado de vida? Ahora a la ilusión del nuevo trabajo se une el miedo que me da sufrir, y sobretodo el poder volver a enamorarme de ti.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Pikifiore -

Gracias guapetoneesss!!!a ver como se desenvuelven los acontecimientos, a lo mejor tiene razon monocamy.

monocamy -

Bien, llegados a este punto, nada de llantos ni de angustia. Lo que tenemos que hacer es plantearnos una estrategia que, o bien termine en un reencuentro final, esta vez exitoso, o bien te permita soportarlo e incluso olvidarlo.

Lo que tienes que hacer, ahora que sabes que será inevitable que os veais, es MOSTRARTE MÁS FELIZ QUE NUNCA, dinámica, activa, trabaja con ilusión y siéntete alegre, que hablen de ti, incluso, de lo simpática que eres, lo responsable y lo bien que caes.

Pero eso sí... cualquier aproximación que intente, cancélala. Nada de citas, nada de "comemos juntos", no ahora. Y cancélala con firmeza y soltura, es decir, ni se te ocurra responderle, por ejemplo, "es que... creo que aún me duele y bla bla bla..." noooooooo, al contrario, le dices "uy, estaría encantada pero no tengo tiempo" o "es que suelo ir a comer con bla bla bla" o "gracias, pero hoy no puedo. Ya te aviso yo ¿vale?" Y por supuesto, no lo llamas. Que te note feliz e incluso agradecida por su invitación, nada de brusquedades, pero al mismo tiempo, que también note QUE PASSSSSSSSSAS DE ÉL. ;)

De este modo tú tendrás la sartén por el mango y le dejarás claro cuál es tu postura al respecto de la relación que tendrías con él, so pena de que se olvide del asunto.

O eso, o simplemente, a fuerza de "pasar de él", acabas PASANDO DE ÉL.

xDDDDD

venga niñaaaaaaaa!!!! que se entere de quién eres!!!

;***

Anawin -

No intentes buscar respuestas. La vida tiene esos instantes de desconciertos. Ahora quizás no encontraras respuestas, el tiempo las dará. Besos.

Pikifiore -

No lo llevo nada bien,hace quince minutos me lo he encontrado en la fuente del pasillo.Respiro hondo...

kamala -

Vaya, qué casualidad...

Bueno, no pienses más allá, éstas cosas pasan pero no tienen por qué significar nada.

Espero que estés bien. Un besito.

su -

:´( ¿qué tal estas?...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres