Blogia
The World of Pikifiore

Balance del día después

Balance del día después

Un año más ya se ha ido la Nochebuena...y con ella, parte de los preparativos, aunque a la vuelta de la esquina esperen los de Nochevieja.

Un año más, movimiento de maletas en la tarde del 24, comprillas de última hora y supervisión del menú.

Un año más, problemas a la hora de aparcar el coche en el centro.

Un año más, dormir en un saco porque la casa está hasta los topes y a la hora del reparto de camas yo llegué la última.

Pero sobretodo un año más celebrar estas fiestas con mi familia,  y que sea durante muchos años más.

El balance ha sido positivo, no ha habido mucho villancico (a pesar de la insistencia de mi hermano), pero sí mucho turrón y algo de cava.

Es el primer año que he salido un ratillo después de cenar y pensé que iba a haber más gente, para la proxima vez no volveré a caer en el mismo error. Tres o cuatro garitos abiertos y aprovechándose de las circunstancias cobrándote una pasta por una mísera consumición. ¿Quién me mandará a mí salir esa noche? Con lo a gusto que hubiera estado en mi cama saco viendo las lucecitas del árbol de Navidad...

La mañana del 25 amaneció luminosa, me encanta despertar en casa de mis abuelos ese día por el movimiento que hay por todo el piso, los hay que ya se han levantado hace horas, y los hay que aún siguen roncando en las habitaciones.

Mi madre dice que para el año que viene no repite, que después de la cena nos volvemos a dormir a casa porque es un jaleo.No estamos de acuerdo con ella, esa costumbre es lo único que me queda de mis navidades infantiles, y no me apetece nada perderla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

kamala -

A mi me pasa lo mismo, ayer me levanté con la espalda destrozada, sin embargo, no me seduce nada la idea de volverme a casa a dormir.

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres